Selección de poesía

UNIVERSIDAD DE CHILE - FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES
El Autor de la Semana
Manuel Bretón de los Herreros
Selección de Poesía
El Autor de la Semana - 1996-2001
Facultad de Ciencias Sociales – Universidad de Chile
Facultad de Ciencias Sociales – Universidad de Chile Manuel Bretón de los Herreros: Selección de Poesía 2001 Oscar E. Aguilera F. ([email protected]) Se prohíbe la reproducción comercial de los textos presentados en la serie “El Autor de laSemana”. Se autoriza la difusión a través de Internet de estos documentos, en otros sitiosaparte de la Universidad de Chile, sólo con fines educativos y de difusión de la literatura,siempre que se indique la fuente, los detentores de los derechos, traducciones y cualquierotra información indicada en estas páginaas. La indicación de la fuente debe realizarseademás con un link al sitio original y debe comunicarse al responsable de este sitio, Prof.
Oscar E. Aguilera F. [email protected] UNIVERSIDAD DE CHILE - FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES El Autor de la Semana
Manuel Bretón de los Herreros
Escritor español. Nació en Quel (La Rioja) en 1796. Sobresalió como Escribió comedias en las que se advierte la influencia de Leandro Fernández de Moratín: A la vejez, viruelas (1824), A Madrid me vuelvo (1828), Marcela o ¿a cuál de las tres? (1831), Elena (1834), Muérete ¡y verás! (1837) y El pelo de la dehesa (1840). Fue autor de los dramas históricos, Don Fernando el Emplazado (1837) y Vellido Dolfos (1839), con los que tuvo grandes éxitos. De su producción poética, que incluye letrillas y coplas populares, cabe destacar la Sátira contra las costumbres del siglo XIX. Escribió también artículos de costumbres y de crítica teatral. Fue director de la Biblioteca Nacional de 1847 a 1854 y miembro de la Real Academia Española desde 1837, con la que colaboró en la redacción de la Gramática y en la novena edición del Diccionario. Realizó también traducciones en prosa y en verso, entre las que destacan las que hizo de Schiller, Racine y Voltaire. Además refundió obras del teatro clásico español. "Bretón de los Herreros, Manuel," Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2000. 1993-1999 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales Universidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] En alabanza de Silvia, dama granadina ¿Cuál de tus joyas, inmortal Granada, Mayor sorpresa al caminante ofrece? ¿El áureo Darro que en tus muros crece, O tu fecunda vega dilatada? ¿Será Generalife do encantada Primavera sin término florece? ¿Será el claro Genil quien te envanece? ¿Será acaso tu Alhambra celebrada? ¿Será tu cielo plácido y sereno? ¿Será. Dímelo en fin, así en tus flores No torne a solazarse el agareno. Guarda, me dijo, admiración y amores Silvia hermosa, que nació en mi seno Para abrasar el alma a los pastores. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Pacto amoroso No me pidas rubíes ni esmeraldas; Que no me inclina a dádivas mi estrella; No te ofendas si en brazos de otra bella Me ciñe amor de lúbricas guirnaldas; No extrañes que te vuelva las espaldas, Si responder me enfada a tu querella; Ni con celoso ardor sigas mi huella; Ni me cosas, oh Mónica, a tus faldas. Ya que no abras la puerta a mi porfía No me cites de noche a tu terrero; Que me expongo a traidora pulmonía; En fin no hables de boda, que prefiero Cadenas arrastrar en Berbería.; ¡Y tú verás, mi bien, cuánto te quiero! El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] El amante de Todas Me enamoran los ojos de Filena, Y de Clori la túrgida cintura; En Rosana me hechiza la blancura, Y Anarda me cautiva por morena; El talento de Elisa me enajena; Me embelesa de Inés la travesura, Y aun de la bizca Astrea la dulzura Forja a mi corazón blanda cadena. No hay una fea que me cause espanto. Gorda, flaca; alta, baja; ardiente, fría;. En todas hallo celestial encanto. Perdona, de mi estrella es tiranía; Mas aunque a todas quiero, a nadie tanto Como a ti, que me escuchas, Nise mía. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] A la pereza ¡Qué dulce es una cama regalada! ¡Qué necio el que madruga con la aurora, Aunque las musas digan que enamora Oír cantar a un ave la alborada! ¡Oh qué lindo en poltrona dilatada Reposar una hora, y otra hora! Comer, holgar., ¡qué vida encantadora Sin ser de nadie, y sin pensar en nada! ¡Salve, oh Pereza! En tu macizo templo Ya, tendido a la larga, me acomodo. De tus graves alumnos el ejemplo Me arrastra bostezando; y de tal modo Tu estúpida modorra al entrarme empieza, Que no acabo el soneto. de per. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] A Laura en el Campo Hermosa Laura, prez de las mujeres, Tú, cuyo blando talle amor bendiga, ¿Por qué reposas en la rubia espiga Y no sobre las rosas de Citeres? ¿Por qué a las galas de Madrid prefieres Triste retiro, rústica fatiga? ¿Será que su dosel, mi dulce amiga, Te cedió por más bella la alma Ceres? Torna, torna a la Corte desolada; O pues ya esclavizaste mi albedrío, Por siervo me recibe en tu majada. Tus hatos guardaré del lobo impío, Ya que no pude, ¡oh Laura idolatrada! De tus ojos guardar el pecho mío. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] A una amiga Un queso, Carmen bella, me enviaste, Paisano del ilustre Calatrava, Y después una caja de guayaba. Lo dulce y lo salado: ¡qué contraste! Tú quieres dar con mi quietud al traste. Con el dulce. pensé que te tragaba, Y que el queso. (por cierto que hoy se acaba) Con la sal que te sobra lo amasaste. Y la que así mi gula satisfizo ¿Versos pide, no más? ¡Bondad inmensa! Lloverán sobre ti como granizo. ¿Puedo negar tan leve recompensa A quien tiene en su cara tanto hechizo. Y tanta golosina en su despensa? El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] La boca de Lisaura No hay pastor que no alabe la hermosura, Dulce Lisaura, de tu boca breve; Que en ella pone Amor el arco aleve Do el tiro de sus flechas asegura. Quién compara su aliento al alba pura, Quién sus dientes al ampo de la nieve, Quién a la copa que ministra Hebe De su blando reír la donosura. ¡Ay simplecillos! Su mayor encanto Que a delicias sin fin plácido guía Cupido os cubre con espeso manto. Yo lo callo y lo sé; que desde el día En que apacible serenó mi llanto Candado fue su boca de la mía. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Traducción del italiano Padres los dos felices algún día De dos hermosas vírgenes, al cielo Plugo arrancarlas del humano suelo Que tan sublime don no merecía. Guarda a la tuya austera celosía, Recio candado, religioso velo, Y a la antorcha nupcial, ¡ay desconsuelo! Súbita muerte arrebató la mía. Tú al menos de su voz tierna y piadosa El son puedes oír cabe el sagrado Inaccesible muro que la esconde; Yo al frío mármol do mi bien reposa Corro en amargas lágrimas bañado: Llamo, torno a llamar. ¡Nadie responde! El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] No para mí los anchurosos valles, ¡Oh sol! coronas de precoz espiga; No a mi placer consolador majuelo No yo a gozar de tus hermosos rayos Cuando la escarcha del Enero rompes La ijada hiriendo de alazán brioso ¿Qué alumbra mío tu fulgente carro? ¡Ah! ¿Qué me anuncia que dolor no sea? ¿Cuándo a templar de mi destino el ceño, Aguija al menos tu cuadriga, ¡oh Febo!; Hiende veloz el eternal zafiro, Y allá perdido en los profundos mares ¡Cuánto más grata a mi abrasado pecho De Cintia luce la dudosa tea Cuando retarda su tranquilo curso ¡Oh de Morfeo bonanzosa madre! ¡Oh dulce tregua a los afanes míos! Ven. Tiende al orbe el misterioso manto, Yo te deseo como al nueva De virgen rosa purpurado cáliz; Y no es mi seno al horroroso crimen Ni tanto es fiero tu atezado rostro Que al hombre infunda merecido espanto. Más de una vez en hermosura y pompa. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] No siempre en torno a tu dosel umbroso Rugen los vientos y el olimpo truena; No siempre arrasa los floridos campos ¡Cuán apacible en el ardiente Julio Con mil estrellas tachonando el cielo Reposo al hombre y al vergel envías ¡Oh cuánto es dulce sobre el haz dorado Libre tender los fatigados miembros Cuando en los brazos del pastor querido Todo es sosiego. Murmurando apenas Desciende al mar el argentado río. Susurra apenas en tu copa el aura, Sólo el silencio de la noche viola Suave cantar de codorniz amante, O allá a lo lejos el zagal sonando ¡Horas felices! Corazón helado Yace en el seno del mortal que os odia. ¡Horas de paz! En alabanza vuestra Si el sol recrea y reverdece el campo, También su hoguera lo consume activa; Si alguna vez a la virtud alumbra, ¡Oh infausto siglo! Las nocturnas sombras, Gratas un tiempo a los malvados fueron. Hoy no; que impunes a la luz sus ojos ¡Oh Noche! En tanto que tranquilo sueño El vil traidor y el asesino duermen, Tú los prodigios de Natura sabia El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] ¿Por qué te llaman de la muerte imagen? ¡Oh sacrilegio! Cuanto puebla el mundo A ti su vida y sus delicias debe, Y tú de amor, que las tinieblas ama, Los dulces hurtos con tu negro manto Cubres amiga; y el amor mi culto Almas sensibles a la grata herida Que el niño alado sonriendo graba, ¿Cuál de vosotras negará a mi canto No empero, oh Noche, tus tranquilas horas Torpe conato a bendecir me impele. No amor venal de meretriz infame Ni el sacro lecho del ausente esposo Corro a manchar; ni seductor aleve De incauta virgen a la fama tiendo Vuelo a la choza de mi Silvia bella, Mansión celeste de inocencia pura: De Silvia bella, que me llama, ¡oh gloria! Feliz entonces mi destino acerbo Lanzo al olvido con la luz febea; Y apenas puede contener el alma Ora ingeniosa a las palabras yertas Que a la importuna sociedad dirige Sabe mezclar para embeleso mío Ora sus labios deliciosos ríen; Ora en sus ojos mi ventura leo, Ora en las mías al descuido encierra, El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Ora. Mas ya del perezoso día Lánguida brilla la remota lumbre. Silvia me espera.-Protectora Noche, El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] ¿Soy poeta? Ni mi lengua brota espuma Atormentada del estro, Ni alquitrán baña mi pluma, Ni está mi juicio en secuestro; Ni en mi vida eché la zarpa A los bordones de una arpa, Ni llamo divina trípode A mi sillón de vaqueta Donde humilde me acomodo; Paso en Madrid por poeta. Nunca fue mi ministerio Copular con bruja hedionda, Y si evoco un cementerio No hay miedo que me responda. No dejo crecer mis barbas Como en el siglo de Yarbas, Ni vivir quiero a lo príncipe Sin tener una peseta; Que no, soy tan delirante; Quizá seré yo poeta. No me tira de los pies Ningún fantasma nocturno; Ni chiquillos tres a tres Devoro como Saturno; Ni me sumerjo en el Ponto; Ni a los cielos me remonto Dialogando con los ángeles. Hombre soy y en mi planeta Paso lo dulce y lo amargo. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] No maldigo el hemisferio Que alumbra al género humano; Ni ara torpe al adulterio Alzo con sangrienta mano; Ni ajenas dichas envidio; Ni en pro del negro suicidio Haré escandalosa página Ora en drama, ora en gaceta, Si Dios me conserva el seso. Dan en llamarme poeta. Aunque dado a Satanás El orbe esté en muchos puntos, No pienso yo valer más Que todos los hombres juntos. Ni haré guerra a las mujeres Por negarme sus placeres Si tengo el cuerpo ridículo Y no suple mi gaveta Al mal gesto de mi cara. Llamarme el mundo poeta! Porque me entiendan me afano, Y aunque parezca mancilla, Quiero hablar en castellano, Pues mi lengua es de Castilla. Si es oscuro mi concepto, No acuso al lector de inepto, Ni llamando al pueblo bárbaro Cuando un drama no le peta, La atrabilis se me exalta; El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Mas ya, ¡voto a Garcilaso!. No entiendo la poesía. ¿Por dónde se va al Parnaso? ¿Quién me alumbra? ¿Quién me guía? ¿Qué es el verso? ¿Qué es el drama? ¿Qué es la virtud? ¿Qué es la fama? O ciertos vates novísimos Han perdido la chaveta, O se engaña el Ateneo, El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] XIX Glosa de varios refranes Pretender que venturoso Se juzgue torpe usurero Aunque de inútil dinero Llene su arcón hasta el colmo, Pedir a una viuda linda Que no se asome al balcón, Y se pudra en un rincón Sollozando por el muerto, Trabaje, trabaje, hermano, Y sacuda la pereza; Que no saldrá de pobreza Maldiciendo su fortuna. No te quedes sin cenar Cuando riñas con Inés Por darle pesar. ¿No ves Que eso es echar, majadero, Limitarse a suspirar Habiendo en la Corte blondas, Confiterías y fondas, Es no entender a las damas; Pedir que no mienta a un sastre, Que no finja a una mujer, Que no robe a un mercader, Y que no jure a un sargento; El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Pedir perdón a quien lea Tu librejo, Bonifacio, En un humilde prefacio, Es lo mismo que enseñar Con satirillas vengarse De un ilustrado censor, Es ser ingrato a un favor, Es ser ruin, ser indio bravo, El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Yo soy muy buen cristiano, Yo soy buen ciudadano, Yo soy un pobrecillo Candoroso y sencillo; Pero con esta cara Que Dios me dio tan rara Nada me sale como yo deseo. !Ay desgraciado del que nace feo! La cara, dice el mundo, Del corazón profundo Es el veraz retrato; Y ese mundo insensato Sólo al ver mi figura Mi alma inocente y pura Compara al alma del feroz Atreo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! Nunca he sido tramposo; Que es vicio indecoroso; Mas si para un apuro He menester un duro, Jamás hallo una puerta A mis ruegos abierta. En vano pido, en vano pordioseo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! Si un lindo sin sustancia Suelta una extravagancia, ¡Oh cómo aplaude Obdulia Y toda la tertulia! Yo digo una agudeza, Y exclaman: ¡qué simpleza! ¿Quién le mete a gracioso a ese Asmodeo? ¡Ay desgraciado del que nace feo! El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] A Pedro da esperanzas, A Juan mimos y chanzas, A Diego. En fin, a trece Versátil favorece La coquetuela Marta; Y a mí me da. una carta Para que vaya a echarla en el correo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! En la calle un cualquiera Me disputa la acera; En casa, siendo el amo, No acuden cuando llamo. ¿Pretender? Tararira. Confianza no inspira Este rostro fatal para un empleo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! Al entrar yo en la fonda Ríen a la redonda Ocho trastos o nueve, Y el mozo se me atreve, Y los peores platos Me sirve, y no baratos; Que yo soy algún paria a lo que veo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! Si hay de noche camorra Por culpas de una zorra, Y yo por un acaso ¡Triste! me encuentro al paso, El agresor escapa, Y la ronda me atrapa; Y me mira. No hay más: yo soy el reo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! Si un fraile (esto no es mofa) Furibundo apostrofa Al pecador precito, Aunque pueblo infinito Le oiga en la augusta sala, Solo a mí me señala Cuando acudo al sermón del jubileo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Yo busco al cirujano, Yo sudo, yo me afano Si pare un niño hermoso Inés. Padre y esposo (No siempre es uno mismo) Me encargan del bautismo. Y no cato los dulces del bateo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! Soy más feo que Picio, Y es mi mayor suplicio Gustar de la hermosura. Si al fin por desventura Acepta alguna bella Mi amor, ¡tal será ella! Capricornium me fecit, lo preveo. ¡Ay desgraciado del que nace feo! El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] XXXIX El verano del pobre «¡Oh qué gloria de verano! Este es el tiempo del pobre. El campo produce ufano Para que a todos nos sobre. El sol, primera deidad Que el hombre absorto bendijo, ¡Brilla con tal majestad. Así se explicaba un sabio Con magistral continente. Yo, por no hacerle un agravio, No responderé que miente; Pero el buen hombre, a fe mía, No supo lo que se dijo Cuando en verano decía: Si él suda, y el amo agarra, ¿Qué es a un cuitado el Agosto? ¿Verá con gozo la parra Si no ha de catar el mosto? ¡Haré yo buena barriga Mientras remando me aflijo Con que un filósofo diga: Deme una quinta frondosa Que del calor me preserve, Y baño en agua de rosa Cuando la sangre me hierve, Y una carroza en que vaya A la corte y al cortijo; Y yo exclamaré: ¡Bien haya. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] ¡Mas, por vida del Mogol! El que cava en esa cuesta ¿Cómo ha de loar al sol Que le consume y le tuesta? ¿Y qué le espera en su choza? Un gazpacho, un pan de mijo, Y dormir sobre la broza. ¡Pondera del sol luciente La sublime maravilla A esa familia indigente Prensada en una guardilla! Y allí el perro por compinche, Y entre la mujer y el hijo La mosca, el ratón, la chinche. Anda al río y date un baño. Ni aun eso de balde haré; Y será para mi daño Yendo y volviéndome a pie. Mal, si salgo del rincón; Mal, si en casa me cobijo. ¡Qué deliciosa estación! Y de memoria no hablo; Que a los pobres ganapanes En este Madrid, o diablo, Aun el agua cuesta afanes. ¡Dos horas estuvo ayer Para llenar un botijo Mi desdichada mujer!. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected]uchile.cl La fruta vale a dos cuartos, La hortaliza casi a cero. Los pobretes quedan hartos Con poquísimo dinero. Y a mí un torozón me casca, Y otro a mi suegra, de fijo, Y un muchacho se me atasca. Al menos en el invierno Los pobres, si los enlaza Amor recíproco y tierno, Aunque duerman en la plaza, Unos con otros se abrigan, Y en su grato revoltijo No será extraño que digan: Si uno, en fin, ama este infierno Y otro el frío destructor, El estío y el invierno;. Para mí todo es peor; Pues, con permiso del sabio, En invierno me encanijo Y en la canícula rabio. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Quien bien te quiera Te hará llorar. Decía el dómine De mi lugar Cuando zurraba ¡Cis, cis, zas, zas!. Al niño rudo Y al holgazán: «A esto me mueve Tu bienestar: Así algún día Sabio serás. Quien bien te quiera, Te hará llorar.» A cierto prójimo, Seis días ha, Un cirujano De calidad, ¡Ay! una muela Le fue a sacar., ¡Y la quijada Salió detrás! - «¿Duele? No importa. Ya pasará. Quien bien te quiera, Te hará llorar.» Cierto cuadrúpedo., (¿Lo acertarás?) Tiene tal modo De enamorar, Que su infelice Cara mitad Si sus caricias Llega a probar Aturde a gritos La vecindad. Quien bien te quiera Te hará llorar. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] ¡Y cuántos bárbaros Maridos hay Que como el gato Suelen amar! Mas si afligida, Sin libertad,. Se cansa alguna De ser leal, Común a entrambos Será el refrán: Quien bien te quiera Te hará llorar. ¡Ay cuántos Hércules Te abrazarán Que con los brazos Tiran a ahogar! ¡Y cuántos Judas Te venderán Dando, a tu rostro Pérfida paz! Tal es el mundo, Joven Pascual. Quien bien te quiera Te hará llorar. Yo, menos cándido, Más ducho ya, Tales cariños Doy a Satán. ¿Quien bien te quiera Te hará llorar?. Miente el proverbio, Miente: no hay tal. Lo que yo digo Sí que es verdad: Quien bien te quiera. No te hará mal. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Traducción de la segunda elegía de Tibulo Dame vino, y que Lieo Mis nuevas angustias calme, Y mis párpados cansados Apacible sueño embargue. Dormir anhelo beodo: ¡No me despertéis, mortales!. En tanto mi triste amor Cesará de atormentarme. ¡Triste; que guarda al bien mío Un Argos inexorable! Duro cerrojo defiende La su puerta de diamante. Puerta que al amor te cierras, ¡Mala nube te maltrate! ¡Maldígate el alto Jove Y a rayos te despedace! ¡Ay! no. Mis ruegos te venzan. A mí, sólo a mí te abre; Y en silencio.; no rechinen Tus goznes, y me delaten. Perdona las maldiciones A un desesperado amante. ¡Plegue a los cielos, oh puerta, Que sólo a mi frente alcancen! Recuerda cuántas plegarias Del labio mío escuchaste, Y las guirnaldas floridas Con que enlacé tus pilares. Y tú, mi Delia, no temas: Burla a tu guarda. ¿No sabes Que al audaz protege Venus Y abandona a los cobardes? Por ella el mozo novel Huella vedados umbrales, Y las muchachas se mofan De cerrojos y de llaves. Del tálamo aborrecido Aprenden a deslizarse, Y de puntillas se huyen Al seno de sus galanes. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Y ante el imbécil marido De agudas señas se valen, Y de los ojos emplean El elocuente lenguaje. El que aspire a tus favores, Oh del amor blanda madre, No por inercia o temor En yermo lecho descanse. No teman los amadores Que los roben o los maten: Seguros van; que es sagrado Quien inciensa tus altares. ¿Qué a mí la escarcha en las noches De Diciembre perdurables? ¿Qué a mí la lluvia prolija Ni los recios huracanes, Con tal que mi Delia amada A abrirme la puerta baje, Y, con el dedo en la boca, A su regazo me llame? ¡Oh tú, varón o mujer Que a mi lado pasas! ¡Guarte; No me veas!; que sus hurtos Ocultar a Venus place. Ni me preguntes mi nombre, Ni el pie con ruido estampes, Ni con antorcha atrevida Reconozcas mi semblante. Si ya me has visto imprudente, No se lo digas a nadie. Jura por todos los dioses Que nada ves, nada sabes. ¡Ay de aquel que me descubra!; Que de procelosos mares Venus le será nacida, Tintos en hórrida sangre. Ni fe le dará el marido; Que una hechicera muy hábil Me lo ofreció, y no hay ejemplo De qué a sus promesas falte. Yo he visto a su voz moverse Las estrellas inmutables, Y retroceder de un río Los impetuosos raudales; Y hender la tierra su canto, Y evocar los yertos manes; Y los huesos animar El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Resto de llamas voraces. Ora a sus ecos parecen Las catervas infernales; Con alba leche rociadas Ora tornan a abismarse. Ora del cielo enlutado El torvo nublo deshace; Ora en el estío ardiente La nieve hibernal atrae. Es fama que de Medea Guarda las yerbas fatales, Y que de Hécate ella sola Domó los rabiosos canes. En quieta noche le plugo Con teas purificarme, Víctima negra inmolando Del Averno a las deidades. Y diome mágicos versos Con que a tu celoso engañes. Basta cantarlos tres veces, Y escupir cuando los cantes. Y despreciará al chismoso Que nuestro amor le declare; Y dirá: «Soñando estoy» Aunque en tus brazos me halle. Mas no los cantes por otro; Que los cantarás en balde. Ciego es para mí tu dueño; Lince para mis rivales. Pues ¿no me dijo la maga, ¡Tan peregrina es su arte! Que sus conjuros y yerbas De mi amor pueden curarme? Premio te pido, le dije, No el fin de mi amor constante, Y que jamás de mi Delia Desterrar pueda la imagen. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Al Guadalquivir Ancho y caudaloso río Que el híspalo muro lames, Dame que tranquilo duerma Sobre tu florida margen, Cual tú bajo el peso duermes De tanta velera nave, Y ni avenidas te turban Ni te agitan huracanes. Yo precio un humilde césped A la sombra de tus sauces Más que las plumas desiertas Do a Morfeo llamo en balde. El murmurio de tus aguas Tan regalado y suave, El aura que tú perfumas Con mil rosas y azahares, Bálsamo sean, ¡oh Betis! Que mi fiera angustia calme, Si bálsamo puede haber Para llagas incurables. ¡Ay! no solo yo entre tantos. Enamorados zagales Que con su lloro te acrecen Y te invocan con sus ayes; Ya llorando la perfidia De un corazón inconstante, Ora desvíos crueles; Ora celosos afanes; No solo yo sin consuelo De tu orilla me separe Do tregua a la pena busco Que me devora incesante. Mas aunque dulce beleño Mis tristes párpados bañe, Ni un solo instante me alejes De Silvia hermosa la imagen. Y a mis sentidos renueva En ensueños agradables Sus lisonjeras palabras El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Y sus caricias amantes. Ausencia, cruel ausencia, ¡Cuál mi destino cambiaste! Caí desde la alta cumbre Hasta el abismo insondable. Horas, a mi amor inmenso Algún día tan fugaces, ¡Cuál hoy al triste Salicio Parecéis eternidades! ¡Quién durmiera, Silvia mía, Hasta que torne a mirarte, Y tus brazos de marfil Amor a mi cuello enlace! Mas tú desoyes mis ruegos, Oh Betis inexorable, Quizá porque no han sonado En tu gloria mis cantares. Digno objeto de mi lira Fueras tú, que a tanto vate Menos mísero que yo Sublime canto inspiraste. ¡Ah! si en mi llagado pecho, Que sólo por Silvia late, De la pálida tristeza La garra no se cebase, Yo te cantara también Soberano de los valles Desde tu sierra nativa Hasta las playas de Atlante. Cantara yo acompañando Al gorjeo de las aves La perene primavera De tus orillas feraces; Y a las béticas zagalas, Cuya gracia el mundo aplaude, No fuera muda mi lira Ni mi pecho de diamante. Mas donde Silvia no mora. No hay belleza que me halague, Ni pensil que me embelese, Ni placer que no me canse. Adiós, opulento río. Ya me enojan tus cristales. ¡Ah, cuál sería tu orgullo Si mi Silvia te mirase! Otro río más dichoso, Aunque menos arrogante, El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Vio crecer para mi amor Sus encantos celestiales. Adiós; y pues sólo sirves De redoblar mis pesares, La lira que templa Erato No esperes que te consagre. Si me robas el tributo De este llanto inconsolable; No mi tierno corazón, Que es todo del Manzanares. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] A mi serrana enferma La peregrina serrana Que tantas almas hirió, Pálida, desfallecida Purga sus delitos hoy. Enferma está de cuartanas Mi serranita, ¡ay dolor! Y en lágrimas de amargura Se anega el vendado Dios. No llores, hijo de Venus. ¿De qué nace tu aflicción, Si aun enferma y abatida Mata a los hombres de amor? Si de su labio hechicero La blanda sonrisa huyó Y de sus lindas mejillas El nacarado arrebol, No de sus plácidos ojos. El celestial esplendor, Y aquella rápida llama Que el alma mía abrasó. Así al través de las nubes Que agita el Euro veloz Tal vez con mayor incendio Vibra sus rayos el Sol. ¡Cuál me atrista su dolencia, Y cuál a mi ciego ardor El velo cubre apacible De benigna compasión! Ora sus miembros divinos Tiemblan cual lánguida flor, O como leve palmera Que dobla el fiero Aquilón; Ora su sangre enardece Sedienta fiebre, y atroz Gira en el cándido pecho Su veneno matador. Dicen que es fiebre de lindas La que en ella se cebó; El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected] Que si el proverbio no miento Como sol de Enero son. ¡Ay! otro helada te vea, Y si tan felice soy, Serrana, Serrana hermosa, Guarda para mí el calor. Mas a mi loco deseo Vano prestigio engañó; Que tus cuartanas, bien mío, No son cuartanas de amor. Desde que vi tus encantos Yo también enfermo estoy, Y no es fiebre intermitente La que me devora, no; Que sin tregua me atormenta Adonde quiera que voy Cual de su conciencia al reo El continuo torcedor. ¡Ah! si mi bálsamo dulce Tus tiernos brazos no son, No hay antídoto que sane El mal que padezco yo. Escucha: anoche Cupido (No creas que es ilusión) Ante mi lecho., ¡ay, no tuyo!. Riendo se apareció. Llevaba en la izquierda un arco Y en la derecha un arpón Y entre sus alas de oro La aljaba que lo guardó. Díjome, Serrana amable. No; ¡que me causa rubor! - ¿Y habré de callar?. ¿Qué temo, Si habla por mi boca un Dios? Díjome que si me albergas, Serrana,. en tu corazón, Él nos dará medicina Con que curemos los dos. El Autor de la Semana 1996-2001 Programa de Informática- Facultad de Ciencias Sociales niversidad de Chile. Edición y selección de textos Oscar E. Aguilera F. [email protected]

Source: http://www.portaluchile.uchile.cl/revistas/autor/breton/BHerreros.pdf

Swiss post gls, paesi e prezzi euro business parcel

Swiss Post GLS Paesi e prezzi Euro Business Parcel Euro Business - Parcel della Swiss Post GLS è Codice ISO Tempi di consegna * la scelta ideale per l’invio di pacchi commerciali in Paesi europei. Come esportatori approfittate della copertura territoriale completa e di molti altri vantaggi esclusivi: brevi tempi di consegna, prezzi molto interessanti, procedure semplic

Jh_resume

352 West 18th Street, 4B, New York, NY 10011JOHN HENRY tel 646-688-3535 email [email protected] web www.studiojohnhenry.com EXPERIENCE 2003 – Present Creative at Large, New York Creatively direct and design marketing, promotional and branding solutions from start to finish for a diverse clientbase. Create presentations, schedules, budgets. Supervise printers, web programm

Copyright © 2010 Medicament Inoculation Pdf