Sito in Italia dove è possibile acquistare la consegna acquisto Viagra a buon mercato e di alta qualità in ogni parte del mondo.

Microsoft word - arnaiz53.doc

¿Qué es la Filosofía Práctica?
Gabriel Arnaiz
Normalmente, cuando se hace referencia al término Philosophical Practice1, que podríamos traducir en español como “Filosofía Práctica”2 , el público más o menosespecializado suele entender que estamos hablando fundamentalmente dePhilosophical Counseling, esto es, de Orientación Filosófica3. De hecho, cuandoAchenbach introdujo este neologismo en lengua alemana, se estaba refiriendoexclusivamente a esta modalidad de práctica filosófica. Reducir el amplio conjunto deprácticas filosóficas que engloban la disciplina de la Filosofía Práctica exclusivamenteal área del Asesoramiento Filosófico constituye, a mi juicio, una visión muy limitada yrestrictiva de lo que realmente significa este movimiento, y de su verdadero alcance.
Concepción amplia de la Filosofía Práctica
Nuestra concepción de la Filosofía Práctica no se restringe únicamente al Asesoramiento Filosófico, sino que incluye también otras áreas de actuación tanimportantes como la anterior. Es decir, frente a una concepción restrictiva de laFilosofía Práctica que limita su campo de actuación únicamente a la orientaciónfilosófica, defendemos una concepción amplia -o extensiva- de la Filosofía Prácticaque incluya también prácticas filosóficas con grupos y con instituciones, como loscafés filosóficos, los talleres de filosofía o los diálogos socráticos.
1 Traducción al inglés del término alemán Philosophische Praxis que Achenbach acuñó en losaños ochenta. Los franceses suelen referirse a este grupo de prácticas como Nouvellespratiques philosophiques, aunque ambos términos no son totalmente equivalentes. Másinformación al respecto. en el Dizionario di didattica della filosofia coordinado por Enzo Ruffaldien <www.filosofiamo.com>, en las voces “Filosofía Práctica” y “Nouvelles PratiquesPhilosophiques”.
2 En lengua española todavía no hemos llegado a un acuerdo con respecto a la terminología.
Por mi parte, me he referido siempre a ella como Filosofía Práctica, y así lo ha consideradotambién el Grupo ETOR de la Universidad de Sevilla, pero cada día me convence más el usode Práctica/s Filosófica/s, a pesar de que en un principio pueda parecernos un tanto chocanteen nuestra lengua. En adelante, utilizaré indistintamente ambos términos 3 Con este término, existe aun menos consenso. Desde Madrid (ASEPRAF, M. Cavallé) se optapor la traducción de “asesoramiento filosófico”, mientras que en Latinoamérica utilizan eltérmino “consejería filosófica” (C. Zabala o R. Kreimer). Desde el Grupo ETOR de Sevilla(Ordoñez, Barrientos&CIA) preferimos hablar de Orientación Filosófica (OrFi) para referirnos aesta modalidad específica de práctica filosófica, pues consideramos que toda denominaciónimplica una toma de postura y una ideología determinada. “Asesorar” es un término que enespañol hace referencia normalmente al trabajo que desempeña un asesor fiscal o jurídico,esto es, un profesional experto en una determinada materia, el campo jurídico-empresarial, queaconseja a su cliente a través de un monólogo (oral o escrito) sobre cuál es la mejor forma de“solucionar” su problema. Consideramos que ese marco de referencia y actuación no es elpropio del orientador filosófico, que debe ayudar a su consultante (en inglés, counselee) aencontrar él mismo la vía que mejor se adecue a su problema vital a través de un diálogo detipo socrático; es decir ayudarle a orientarse, a encontrar su norte. Por eso los símbolos delGrupo son la brújula y el faro. Por su parte, en italiano, se utiliza el término “consulenzafilosofica” (Phrónesis, Neri Pollastri), mientras que en Francia prefieren hablar de “Consultationphilosophique” (Oscar Brenifier).
Los cuatro ámbitos de actuación
No podemos olvidar que el campo de la Filosofía Práctica (FP) es mucho más amplio que el área del Asesoramiento Filosófico (AF), que es el ámbito que
usualmente ha merecido más atención por parte de los medios de comunicación de
masas, del público en general (a través de diversos libros de “divulgación filosófica”
con mucho éxito editorial4) y de algunos filósofos en particular5. Según Lou Marinoff6,
la Filosofía Práctica comprende tres grandes áreas de actuación donde puede
desarrollarse un trabajo filosófico: a) con individuos (Client counseling) , b) con grupos
(Group facilitation) y c) con organizaciones (Organizational Consulting). La primera
corresponde al trabajo que realiza el counselor (orientador filosófico, o “filósofo
asesor”7), la segunda corresponde al trabajo que desempeña el facilitador (o
“animador”8) con grupos informales (a través de cafés filosóficos y talleres de filosofía)
o con grupos formales –(mediante “diálogos socráticos” al estilo de L. Nelson y G.
Heckmann), y la tercera está representada por el trabajo que ejecuta el consultant (el
filósofo consultor9) en distintas organizaciones del sector privado o público, o con
organizaciones no gubernamentales. O lo que es lo mismo: el área de la Orientación
Filosófica, que normalmente se aplica a individuos, aunque también puede aplicarse
4 Como el libro Más Platón y menos Prozac, de Lou Marinoff, Las Consolaciones de laFilosofía, de Alain de Botton, o Filosofía, maestra de la vida, de Mónica Cavallé.
5 Aunque algunos filósofos practicos (en inglés, practitioners) se dedican casi exclusivamente ala orientación filosófica, no es extraño encontrar filósofos que desempeñan su labor en variosfrentes. Por ejemplo, los filósofos prácticos holandeses “a menudo combinan dos o másactividades: la orientación filosófica, la enseñanza, el diálogo socrático y el consultingempresarial” (Dries Boele, “The ´Benefits´ of a Socratic Dialogue”, Inquiry, vol. XVII, nº 3, 1998,p. 64, nota 2). Marinoff, por su parte, nos confiesa que en América, “aunque muchos de los quepracticamos la orientación filosófica la consideramos una actividad atractiva y gratificante, nopretendemos dedicarnos a ella a tiempo completo hasta el punto de excluir otras actividades”2001, p.279).
6 Cfr. Marinoff, L., Philosophical Practice, Academic Press, New York, 2001. Este es un libro“más serio” y académico, dirigido a un público más restringido y elitista, el de los filósofos –yquizás, otros profesionales- interesados en las aplicaciones prácticas de la filosofía. Nosencontramos, pues, ante un Marinoff muy diferente al de sus libros para “el gran público” (losbest-sellers Más Platón y Menos Prozac, y su continuación, Pregúntale a Platón), un filósofomuy perspicaz que escribe magistralmente, muy crítico con la descomposición del sistemaeducativo norteamericano y con el “totalitarismo blando” de lo políticamente incorrecto,sumamente atrevido en algunos de sus posicionamientos teóricos y enormemente cáustico enalgunas de sus opiniones.
7 Puestos a adoptar la denominación de asesoramiento filosófico en lugar de la de orientaciónfilosófica, pues nos tememos que ésta es la que finalmente va a predominar en nuestra lengua,debido en gran medida al enorme impacto mediático de los libros comentados (en la traduccióndel libro de Marinoff se empezó utilizando este término, que ha sido posteriormente refrendadopor el libro de Cavallé) y a los cursos de formación impartidos por ASEPRAF en Madrid,preferimos adoptar la propuesta de Rayda Guzmán de filósofo asesor (como sugerencia de losanálisis de Barrientos) en lugar de optar por “asesor filosófico”, ya que en aquélla se subraya latarea filosófica como un elemento sustantivo y no como un simple apéndice adjetivo.
8 Los franceses prefieren denominar con el término de animateur a la persona que desarrollaun trabajo filosófico con grupos (cafés filosóficos, talleres filosóficos y diálogos socráticos),mientras que los anglosajones utilizan la palabra de facilitator para describir a la persona queactúa en este ámbito.
9 En Estados Unidos, el ejemplo paradigmático de filósofo consultor lo constituye PeterKoestenbaum, uno de los primeros filósofos en introducirse en este campo.
¿Qué es la Filosofía Práctica? con ciertas modificaciones a parejas10 y grupos11 de personas, sólo ocupa una de las
tres áreas posibles de trabajo del filósofo práctico (en inglés, practitioner) y no
precisamente la más rentable ni la más importante. Nosotros hemos incorporado un
cuarto ámbito de actuación, el que corresponde al trabajo mediático y divulgativo del
filósofo práctico en los distintos medios de comunicación de masas. Consideramos,
pues, que el campo de la Filosofía Práctica12 se puede distribuir en cuatro áreas o
ámbitos de actuación: 1) El ámbito terapéutico, que corresponde al área de la
Orientación Filosófica; 2) El ámbito lúdico, desarrollado principalmente a través de (a)
cafés filosóficos, (b) talleres de filosofía y (c) diálogos socráticos; 3) El ámbito
formativo
que se desarrolla en las organizaciones, ya sean éstas (1) instituciones
públicas, (2) empresas privadas u (3) ONG´s; y, por último, 4) El ámbito mediático, a
través de la labor divulgativa en los distintos mass media. Por consiguiente, la
formación del futuro filósofo práctico no debería limitarse únicamente a proporcionar
los instrumentos teóricos y prácticos pertenecientes al trabajo del orientador filosófico,
sino que debería incluir también de forma extensa y no sólo marginalmente, las
diferentes aportaciones teóricas y las diversas propuestas metodológicas de los otros
ámbitos. Sobre todo, si tenemos en cuenta que este campo de actuación es mucho
más rentable económicamente que el de la Orientación Filosófica y posee muchas
más posibilidades de desarrollo profesional.
10 Annette Prins-Bakker fue una de las primeras en practicar la orientación filosófica conmatrimonios y parejas y en desarrollar un protocolo de actuación en seis fases, como explicaen su artículo “Philosophy in marriage counseling”, aparecido en Ran Lahav y María Tillmanns(eds.), Essays on Philosophical Counselling, University Press of America, New York, 1995,págs. 135-158.
11 Aunque el campo de la orientación filosófica grupal con fines “terapéuticos” (es decir, elequivalente filosófico a la psicoterapia de grupo; una especie de “filoterapia grupal”) es uncampo aún por desarrollar, y todavía no disponemos, a diferencia de nuestros homólogosterapeutas, de metodologías muy desarrolladas ni de modelos sólidos para aplicar, sí queexisten algunas experiencias que distintos autores han llevado a cabo en diversos contextoscon excelente resultado. Uno de los pioneros en esta área ha sido Michael Russell, quien llevadirigiendo “Grupos Existenciales” desde los años setenta. Peter B. Raabe con grupos dealcohólicos y toxicómanos (véanse los capítulos octavo y noveno de su libro PhilosophicalCounseling, Praeger Publishers, Wesport, 2000, titulados “Philosophical Group Counseling” y“Counseling Children”). Vaughana Feary con presos en las cárceles (“A right to(Re)Habilitation”, en Wim van der Vlist (ed), Perspectives in Philosophical Practice, Verenigingvoor Filosofische Practijk, Leusden, 1996, págs. 259-278) o con pacientes con cáncer(“Medicine for the Soul: Philosophical Counseling with Cancer Patients”, en H. Herrestad (ed.),Philosophy in Society, Unipub Forlag, Oslo, 2002, págs 35-52). Mariano Betés en un “taller deduelo” (“El duelo, ¿objeto de la orientación filosófica?, en J. Barrientos (ed.), Dominios deAplicación Práctica de la Filosofía, Ediciones X-XI, Sevilla, 2006, págs. 35-42). FrancisoBarrera con enfermos de fibromialgia (“Aplicaciones de la orientación filosófica en la salud: unaexperiencia con enfermos de fibromialgia, en J. Barrientos (ed.), Dominios de AplicaciónPráctica de la Filosofía, Ediciones X-XI, Sevilla, 2006, págs. 17-28).
12 Para ampliar información sobre estos cuatro ámbitos y sobre la bibliografía existente, puedeconsultase en Internet el Dizionario di didattica della filosofia, en <www.filosofiamo.com>, lasvoces “Filosofía Práctica”, “Diálogo Socrático”, “Taller de Filosofía” y algunas más de G. Arnaiz.
Existen otros autores que, como nosotros, también están haciendo un esfuerzo por unificar enun único modelo coherente y englobador las múltiples corrientes y metodologías quecomponen la Filosofía Práctica. A este respecto, es muy interesante la labor que vienedesarrollando en Italia Alessandro Volpone a través de sus artículos (por ejemplo, “Pratichefilosofiche, forme di razionalità, modi del filosofare contemporaneo”, Kykéion, 8, 2002, pp. 17-36, o "Dall'epistemologia della pratica alla filosofia in quanto pratica", en R. Frega y R. Brigati(coord.), La svolta pratica in filosofia, «Discipline Filosofiche», 15, 2005, pp. 23-54) y de su web<www.filosofare.org>, Por ejemplo, el canadiense Peter B. Raabe13 describe muy gráficamente algunas de las múltiples posibilidades del filósofo práctico: “ser un filósofoindependiente o por cuenta ajena no significa que uno tenga que estar atrapado en undilema dicotómico entre ser un profesor a tiempo completo en una instituciónacadémica o un orientador filosófico, pues existen otras formas de ganar dinero con lafilosofía. Por ejemplo, un filósofo puede animar un café filosófico de forma regular;también puede impartir conferencias o seminarios al público; puede vender los librosacadémicos que haya escrito y publicado; puede escribir libros, ensayos y artículosdirigidos al público en general; puede aceptar un trabajo a tiempo parcial comodocente; puede ofrecer sus servicios como consultor, puede dar clases particulares;puede practicar filosofía con estudiantes de primaria o secundaria; puede enseñarorientación filosófica a psiquiatras, psicoanalistas, terapeutas, trabajadores sociales ycualquier otro tipo de profesionales del campo de la salud; puede organizar unprograma de discusión filosófica en una emisora de radio o en una cadena detelevisión; y muchas otras cosas más. Cada una de estas vías por separado puedeproporcionarnos unos ingresos bastante modestos, pero si combinamos algunos deellos pueden generar una cantidad de dinero más que respetable”. De la mismaopinión es también Vaughana Feary, la vicepresidenta de la APPA, la AsociaciónAmericana de Filosofía Práctica, quien aconseja a todos aquellos que empiezan eneste campo que diversifiquen sus actividades, enfatizando especialmente “el trabajodel filósofo práctico dentro de las organizaciones, tanto en el ámbito del asesoramientofilosófico grupal (group counseling) como el de la animación de grupos (groupfacilitation), pues es mucho más rentable”14. Marinoff, a su vez, afirma rotundamenteque “a pesar de encontrarse apenas en sus inicios”, el trabajo en las organizacionesposee un “enorme potencial de crecimiento”, por lo que “las oportunidades en estaárea representan la cúspide y la cima de la filosofía práctica”15.
13 Véase el último capítulo de su segundo libro, dedicado al “filósofo independiente”: Issues inPhilosophical Counselling, Praeger Publishers, Westport, 2002, pág. 222.
14 Raabe, P., Issues in …, pág. 226.
15 Marinoff, L., Philosophical Practice, pág. 153-4.

Source: http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/arnaiz53.pdf

Informe de evaluacin

COMITÉ DE EVALUACIÓN DE NUEVOS MEDICAMENTOS DE INFORME DE EVALUACIÓN RETAPAMULINA ▲ ALTARGO® (GlaxoSmithkline) Pomada 1% 5g PVP 11,71 €D06AX. Terapia Dermatológica. Antibióticos y quimioterápicos: INDICACIONES TERAPÉUTICAS Tratamiento a corto plazo de las siguientes infecciones cutáneas superficiales: • Pequeñas heridas infectadas, excoriaciones o he

naturalhealthwizards.com

Excerpts from the Full Book: Properties and Actions from N through PBy Steve Blake AHG, DSc, Master HerbalistAvailable from LifeLong Press www.NaturalHealthWizards.comMedicinal plants are now becoming more widely used by people all over the world. People understand the gentle strengthof these natural remedies. Doctors and scientists are validating the wisdom of traditional plant use. Although a

Copyright © 2010-2014 Medicament Inoculation Pdf